Los servicios virtuales han experimentado un crecimiento extraordinario en los últimos años debido a la virtualización y a las tendencias digitales. Pero ¿conoce usted qué son los servidores virtuales y cómo puede usarlos?

Un servidor virtual es similar a una computadora de una oficina, pero a una mayor escala o tamaño, ya que almacena, distribuye y suministra información para toda la empresa. Los servidores funcionan basándose en el modelo “cliente-servidor”. El cliente puede ser, tanto un ordenador como una aplicación que requiere información del servidor para funcionar. Por tanto, un servidor ofrecerá la información demandada o requerida por su arrendatario o usuario, siempre y cuando dicho usuario se encuentre autorizado, siendo la seguridad un elemento fundamental para este tipo de servicios.

Los avances en la tecnología de Cloud Computing han permitido una explosión de servicios online que facilitan el trabajo en las empresas, aumentando su productividad y reduciendo los gastos en tecnología, además de abrir la puerta a nuevas posibilidades.

Los servidores virtuales comparten a su vez espacio físico y recursos con otros servidores virtuales, sin embargo, estos se comportan de forma independiente, según el uso que su usuario final le quiera dar. En otras palabras, aun teniendo espacios y recursos compartidos, cada servidor virtual privado actúa de forma totalmente independiente dentro del clúster, convirtiéndose en una herramienta valiosa para la operación de su empresa.

Existen cuatro factores vitales del servidor virtual:

  • Aprovechamiento de recursos
  • Escalabilidad
  • Seguridad de la información
  • Ahorro económico

Los recursos iniciales necesarios se definen a partir de un análisis de uso, por lo tanto, se puede adquirir un servicio con capacidades a la medida, es decir, ni más ni menos recursos, lo cual se refleja en ahorros en costos de inversión (se evita un sobredimensionamiento con recursos ociosos y una alta inversión) y en costos de operación, mejorando el flujo financiero de su empresa.

El crecimiento es sin duda una de las principales características de los servidores virtuales, ya que permite aumentar o reducir los recursos del servicio, en función de las necesidades reales o ciclos de consumo que demande su organización. Este crecimiento se aprovisiona contra demanda o solicitud ante el proveedor del servicio, permitiéndole aumentar la potencia de la empresa rápidamente (picos de consumo) evitándole inconvenientes técnicos que pueden surgir en momentos puntuales, dado que el servicio permite estos ajustes.

Los servidores virtuales no sólo pueden albergar información de la página web de su empresa; también cuentan con flexibilidad para que usted implemente la cantidad de máquinas virtuales que requiera e ir mucho más allá, porque almacenan todo tipo de información fundamental para la organización, convirtiéndose en grandes y potentes herramientas de trabajo para procesar y almacenar sus datos.

Actualmente, se ha comprobado que los servicios tecnológicos son una de las mejores formas de controlar los gastos de una empresa y, específicamente, los servidores virtuales se han convertido en una forma de obtener un servicio eficiente y efectivo. La potencia de los servidores virtuales se traduce en mayor potencia para la organización, y por ello es una forma idónea de mejorar el rendimiento operativo de los empleados y la productividad empresarial, permitiendo el rápido acceso a la información y la optimización de recursos, entre otros beneficios.

Empiece el futuro de su empresa con nosotros y adquiera las soluciones de RACSA CLOUD llamando a la línea gratuita 800-NEGOCIO. 

¡Hagamos el futuro juntos!

SOMOS #Cloud #transformacióndigital #innovación #respaldo #seguridad #servidores #TelcoDigital