La operación inicia con la puesta en funcionamiento de dos equipos que permitirán escanear el 100% de las exportaciones y la toma del principal puerto del país por la Fuerza Pública

Este jueves, el Gobierno anunció el inicio de la Operación Soberanía, la cual procura garantizar la seguridad de los embarques procedentes y con destino a los mercados internacionales. El anuncio se hizo en las instalaciones de APM Terminals, en Moín, el puerto de mayor tránsito de mercancías, donde desde hoy funcionan dos nuevos escáneres que amplían la capacidad de revisión de los contenedores que circulan por ese puerto.  Además, la seguridad del puerto queda bajo control la Fuerza Pública, con el fin de garantizar la seguridad de los embarques costarricenses. 

En el marco de la Operación Soberanía, en los próximos meses, se estarán implementando más escáneres y reforzamiento de la seguridad en los puertos de Caldera y en el de Limón administrado por Japdeva, así como en los pasos fronterizos de Paso Canoas y Peñas Blancas. 

“Para alcanzar esta meta de escanear el 100% de los contenedores que salen del país, hemos realizado una intensa coordinación, bajo el liderazgo del Presidente de la República. Iniciamos en el puerto de mayor tránsito de mercancías, porque para este Gobierno es vital garantizar el acceso a los mercados internacionales de los productos costarricenses, con todo el impacto comercial que esto representa”, expresó el ministro de Agricultura y Ganadería, Víctor Julio Carvajal Porras, coordinador del proyecto. 

La iniciativa, además, incluye el escaneo de los contenedores que ingresan al país – para mejores controles sanitarios, fitosanitarios y tributarios – y pretende disminuir el costo del escaneo de los contenedores para los exportadores, el cual no sobrepasaría los $25, gracias a una mayor eficiencia en el proceso.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Nogui Acosta Jaén destacó el impacto en el control tributario. “Nuestro país tiene, desde hace muchos años, el compromiso de contar con Sistemas de Inspección No Intrusivos, que permitan tener una mayor certeza del tránsito de mercancías, tanto de las que salen del país como de las que ingresan, esto nos permitirá garantizar la seguridad del país y la adecuada gestión de los impuestos. Los nuevos escáneres que se pondrán en operación nos permitirán escanear todas estas mercancías. Además, con la reforma a la Ley General de Aduanas, que se aprobó a inicios de esta Administración, el país cuenta con nuevas herramientas para combatir el contrabando. En particular, el contrabando que se cree o que se haga a través de la subdeclaración de mercancías”, afirmó.

Por su parte, el ministro de Seguridad Pública, Mario Zamora Cordero destacó como un hecho histórico la colocación de estos escáneres, que el país ha esperado por muchos años. “Importante este paso, que hará historia, y que deberá ser replicado en los distintos puestos fronterizos, terrestres, marítimos y aéreos, a efectos de lograr ese blindaje en materia de seguridad pública, que hará de nuestro país un entorno seguro y sobre todo protegido ante el crimen organizado transnacional, que a través de estas medidas se le limita su capacidad delictiva. Un gran avance para Costa Rica y un gran logro de este Gobierno”, dijo. 

Los dos nuevos equipos se suman al que actualmente está en operación desde 2021, serán administrados por RACSA.  “Como empresa del Estado para RACSA es un honor acompañar al país en un paso tan importante en materia de transformación digital. Con este proyecto, Costa Rica se posiciona a la vanguardia con la solución tecnológica más avanzada en Sistemas de Inspección no Intrusiva con beneficios importantes en materia de seguridad nacional, control de mercancías, apertura de oportunidades para las empresas exportadoras, mejora en la calidad de vida y generación de empleo, entre muchos otros”, indicó Mauricio Barrantes Quesada, gerente general de RACSA.

OPERACIÓN SOBERANÍA INCLUYE:

• Escáneres en todos los puntos de ingreso y salida de mercancías.

• Presencia de la Fuerza Pública en puertos, aeropuertos y pasos fronterizos.

• Personal para visualizar las imágenes de manera remota. Estas imágenes pasan a ser propiedad del Estado costarricense.

• Drones, sensores de movimiento y cámaras para garantizar la no contaminación de los contenedores escaneados.